jueves, 27 de agosto de 2015

Parte III. EL CAMINO A LA REDENCION. CAP 1. LA PRUEBA DE FUEGO DE PES

III parte. EL CAMINO A LA REDENCION

1. LA PRUEBA DE FUEGO DE PES

"Si tu sueñas discernir la realidad de este misterio, entonces debes observar la relación sexual maravillosa que tiene lugar entre el macho y la hembra.[...] El misterio de las relaciones sexuales se lleva a cabo en el más absoluto secreto, por lo que ambos sexos no pueden ser deshonrados ante aquellos que no experimentan esta realidad. Para ellos, la sexualidad únicamente sirve para procrear. Si el hecho se produjo en la presencia de aquellos que no entienden esta realidad, esto parece totalmente ridículo e increíble..."<2>
Manuscrito de NagHammadi, "El Codex Asclepius" (21-29), 6,8
"No les comuniques (los misterios) al sexo femenino ni a cualquier hombre que tiene fe en los 72 arcontes o que les sirva a estos. No lo compartas con aquellos que sirven a las 8 potestades de los gran Arcontes; estos son los que absorben la sangre menstrual de sus impurezas y el esperma de los hombres que dicen: "Hemos conocido la verdadera Gnosis y oramos al Dios verdadero." En realidad, su dios es maldecido. [...] Es el enemigo del reino de los cielos. [...] No repitas los misterios del Tesoro de la Luz, sino a aquellos que son dignos, los que abandonaron el mundo y todas sus obras, con sus dioses y su oro, porque ellos no son de otra fe en la Luz, de acuerdo con las costumbres de los Hijos de la Luz. .."
Texto gnóstico, la palabra de Jésus el Cristo, "Le deuxième Livre de Iéou", 43

Girkù-Tila Nudimmud 1 Es-ME-Dili

Dilmun Entrada 4 - La Prueba

Ugur, lo que estoy a punto de hacer a continuación se relaciona con lo que me pasó durante la iniciación de Pes. Pido a la fuente y a Sé'et que me perdonen si voy contra mi destino, pero no puedo volver ahora, especialmente después de lo que sé. Así que acepté la sentencia del Uga-Mus (Pueblo de la Serpiente). Fui presentado a un grupo de Amasutum que me espera en los muelles de Dilmun. Las hembras me condujeron al norte de Kankala (África), a un terreno color ocre. Son los períodos de sequía y el calor los que han transformado a la arenisca con el color rojo típico de las formaciones de desierto.
Me dirigieron a un túnel. Dos sacerdotisas me estaban esperando al final de una larga y oscura galería. Me hicieron un guiño y me miraron fijamente durante mucho tiempo. Una de ellos puso su mano en mi hombro y me acompañaron a una cavidad tallada en la tierra. En un gesto seco y autoritario, señaló con el dedo, ordenándome rápidamente meterme dentro.
El agujero era estrecho, tuve que introducirme como un miserable Mus (reptil) listo para arrastrar el vientre en la fértil tierra. Avancé con gran dificultad. La entrada era estrecha, tenía que arrastrarme laboriosamente en la única forma que pude, impulsado sólo por las ondulaciones del cuerpo. Me vi arrastrándome por el suelo como un gusano, como en la prueba del fuego de As...
Yo no dejo de tener en cuenta las recomendaciones de Nammu.
El eco de su voz era mi único consuelo. Después de grandes esfuerzos, salí a una zona más amplia que me llevó a una antecámara que posee una pequeña palangana circular donde una sacerdotisa, impecablemente vestida estaba esperando impasible.
Ella me invitó a limpiarme en el pequeño tanque con reflejos verdes y me entregó una túnica de lino blanco.
Abrí la puerta de la sala de iniciación. La Ninisib estaba allí, en el centro de la habitación, vestida con una tela larga que cubría todo su cuerpo como una capa. Era la Ninhal, la sacerdotisa de la adivinación, que me había hecho sus extrañas profecías, ahora ya hace una eternidad de esto. Estaba peinada con una Mendalla (corona centelleante) con forma de globo.
- Entra y deja este asunto detrás de ti, hijo mío. No saldrás de este lugar antes de siete días. A tu salida, estarás transformado para siempre y sabrás todo acerca del poder de Gissu (la Sombra).
Entré en la habitación y cerró la pesada puerta detrás de mí. La sala de iniciación era lúgubre, casi fría, no había confort en ella. El lugar estaba prácticamente vacío, solamente una cama inhóspita, una pequeña piscina clara iluminaba su interior y algunos objetos colocados en el suelo llenaron la escena.
-Esperabas, sin duda, un lugar más cómodo. Mira más allá de las apariencias, no te dejes influir por el aspecto de las cosas. Tu iniciación no requiere el lujo y la perfección de los palacios. Rápidamente olvidarás el aspecto inhóspito de este lugar. Hijo de la Sombra, te encuentras en este lugar consagrado para honrar a la creación y conocerte mejor a ti mismo. La Prueba del fuego de As ha permitido que te inicies con nosotros y obtengas una expansión que aún no has dominado perfectamente. Voy a ayudarte a superar tu comprensión con el apoyo del fuego de Pes, con el que podrás acceder a tu felicidad divina. Acércate, hijo mío.
Yo efectué ocho pasos hacia adelante me enfrenté con el semblante metálico e inexpresivo de la Ninhal (sacerdotisa de la adivinación). Ella me pidió que le quite la máscara, lo que hice vacilando. Un escalofrío de estupor me invadió al descubrir su rostro. ¡Allí, ante mí, ví el semblante de mi prometida, la cara de Sé'et?!!
Tranquilízate, hijo mío, puedo tomar la cara que elijas. Soy la única Ama'argi que posee el poder de Niama. (No cuento a la reina de Sàlim [la capital del Abzu] y a tus esclavas sexuales a quienes has transmitido tu poder durante la gran equivocación.) Yo había pensado que este rostro te convenía.
-Tu estas pensando mal, le respondí secamente
La Ninhal (sacerdotisa de la adivinación) cambió inmediatamente su rostro escogiendo uno que no reconocía en absoluto. Ella me sonrió, me miró con cuidado y lentamente me inspeccionó de pies a cabeza. Yo hice lo mismo, de hecho, sólo su rostro era visible, el resto se ocultaba debajo de la tela larga de color azul oscuro, salpicado de estrellas amarillas finamente confeccionadas en hilo de kùsig (oro). Su maquillaje estaba delicadamente realizado, lo que le daba una expresión a la vez dulce y grave... Un oro fino característico se dibujó estrechamente alrededor de sus ojos, lo que acentuaba el efecto de sus ojos almendrados. Un tinte entre los párpados ligeramente sombreados de verdes y marrones, destacando sus ojos llameantes. En su frente, un círculo cerrado con dos pequeñas flechas que se oponían. La parte superior era negra, la inferior roja. Los labios de la Ninhaltenian delicados tonos del mismo color de sus parpados. Pendientes de oro en forma de estrellas colgaban de sus lóbulos y brillaban en armonía con la Mendalla (corona centellante) encaramada en su cabeza. Estaba nervioso.
- La confusión no ha traído nunca nada bueno, hijo mío. Domínate, yo no voy a devorarte, por lo que sé. ¿No soy agradable a la vista? Este es mi verdadero rostro, ¡quien lo ve se convierte en un héroe o muere! Como puedes ver, los años no han disipado mi resplandor...
Le di un gesto con la cabeza. Ella dudó un momento.
- De hecho, tu iniciación pasará por etapas peligrosas y mis encantos te servirán de ayuda.
La Ninisib abrió suavemente su capa hasta la altura de su pelvis y permitió que un muslo fino y sensual se escape. “Benefíciate pues del placer de abrazarme”, me susurró. Yo me arrodillé, abracé su pie, y noté un fuerte perfume almizclado.
- Es el perfume que despierta los sentidos, dijo suavemente. Tu iniciación es muy especial, porque es completa. Mamítu es una Kadistu (Diseñadora de Vida), pero no una experta sexual acreditada. Ella no tiene la experiencia que tú integrarás hoy, las "Tinieblas de Nalulkára". Al haber ejercido las posturas amorosas y el diseño de vida con Nammu, Ninmah, tu hermana del Abzu y algunas de tus creaciones de mal gusto, debes saber que los Kadistu rara vez utilizan diferentes posiciones cuando se relacionan con sus parejas y que trabajan sobre todo con los músculos de su Gála (vagina). No obstante, este acto, gracias a la intensidad del placer que procura, despliega los Sagra (Chakras) y eleva a los practicantes más allá de las condiciones de la existencia individual. Esta acción les conduce generalmente hacia puntuales orgasmos que llevan a una comprensión recíproca. Ambos vamos a ir todavía más lejos. La iniciación del fuego de Pes pondrá a la prueba todos tus instintos e infligirá en ti mutaciones psíquicas y psicológicas que metamorfosearán tu conciencia. Requerirán que vayas más allá de tu ego para probar diversos aspectos de ti, lo cual exigirá un control absoluto de todos tus sentidos.
Como habrás captado, esta iniciación es muy seria e implica muchos riesgos de los cuales vas a tener que preservarte. Estos riesgos son tan importantes para ti como para mí. Si desperdicias gravemente mis esfuerzos, tendrás la capacidad de hacerme caer en la demencia contigo. Todo es cuestión de habilidad y control; una vez más, el dominio de Niama no será de ninguna utilidad para nosotros, para ti y para mi, y puede incluso convertirse en un obstáculo para tu elevación. Si tienes éxito, podrás vivir una verdadera mutación existencial que te iluminará con un prestigio ilimitado. ¿Tienes alguna pregunta, hijo mío?
-No, estoy dispuesto a ser guiado por ti.
- Bien ¡quitate la ropa y entra en la piscina que  vamos a proceder con las abluciones!
Me desnudé y me arrodillé en la pequeña piscina. La Ninisib dejo caer a sus pies su tela de color azul oscuro, mostrando a mis ojos una desnudez brutal y se unió a mí en el borde de la piscina. Ella poseía un cuerpo delgado y esbelto que parecía flexible como una liana. Ella se arrodilló en el tanque de agua perfumada, tomó una taza de estaño, la sumergió en el recipiente y constantemente recurría a llenarlo y verter el líquido perfumado en mi piel. Un suave perfume, cargado de tonos fuertes me hacia cosquillas las fosas nasales. La Ninisib me informó que era una mezcla de mirra, almizcle, incienso, "la mezcla ideal para estimular a los hombres", aclaró. Le contesté que no tenía necesidad de usar esta fragancia; ella respondió que era parte del rito. Después de eso, la Ninisib me frotó el cuerpo con una sustancia gelatinosa fuertemente perfumada y me enjuagó escurriendo de la taza de hojalata.
Salí del baño, chorreando, frente a la sacerdotisa que estaba recostada en el suelo. Con su pie, ella señaló varias tazas y me detallo su contenido. Eran principalmente aceites finos y perfumes usados para lavar y masajear. La penúltima sin embargo, era una bebida especial, "Si tú tienes una gran necesidad de beber o purificar tu garganta, esta bebida te será muy útil", me dijo ella. Por último, la Ninisib me mostro un cáliz que contenía una esencia que me dijo que era miel mezclada con aceite de almendras. Ella me pidió que la frotara, desde sus pies hasta el pecho, ungiendo con flexibilidad y ligereza. Así lo hice en un largo masaje, desde las plantas de sus pies y la espalda a fin de equilibrar la energía vital de las zonas reflejas que están conectadas en muchos aspectos, como el cerebro, el plexo solar, el corazón, el bazo, el hígado, riñón, cavidad pélvica... Mam me había enseñado la manera correcta, la cual procuraba la plenitud y la relajación a mi iniciadora. Yo la unté de aceite sagrado masajeando su cuerpo como ella deseaba. Ella me dijo que lo hacía correctamente.
De repente, mi iniciadora se levantó repentinamente proclamando que era su turno para purificar mis centros nerviosos. Ella se arrodilló, cubrió mi cuerpo con la misma sustancia y me masajeó enérgicamente, teniendo cuidado de presionar puntos específicos; en estas partes se debe presionar ligeramente aclaró. El ritual se llama NIASA, que significa "llegar a los canales del cuerpo." Después del masaje, la Ninisib se lavó las manos, se levantó rápidamente, y se sentó en la cama mirándome fijamente. Sus diversas reacciones me sorprendieron un poco: cuando comenzó un rito específico, ella era muy dulce, pero entre cada práctica ella aceleraba sistemáticamente sus movimientos ...
De repente, ella me preguntó, cómo yo deseaba tomarla y penetrarla! Sin saber qué responder, la miré totalmente aturdido. Ella entonces me recitó una lista de posiciones que decían en parte: Markata ("la pala que trabaja la apertura"), Kakila ("la boca que ubica el deseo"), Utkanta ("la posición del aferró de cabra ") Kulisà (" introducir el aceite fino en las entrañas ") ...Traté de traducir una por una en mi cabeza todas estas palabras que no conocía mi vocabulario habitual - sus significados me dieron escalofríos. Entre ellos, el término Kakila ("la boca de la Ubicación del deseo") me hizo pensar en la técnica que se utiliza para polarizar los dos sexos antes de practicar el acto divino. Al ver que la sacerdotisa pacientemente esperaba una respuesta, por lo que pronuncié "Kakila". Ella me respondió que era una buena elección y que Nammu había sido una buena maestra. Con la velocidad del rayo, ella me tiró en la cama, me acostó, se quitó la Mendalla (corona centellante) y se tendió sobre mí en la dirección opuesta, ofreciéndome su preciada Gala (vagina).Un extraño huevo de cristal estaba dentro de su Gala, tuve que sacarlo. La Ninisib agarro mi sexo brutalmente y lo engulló por la práctica de Amrasusita ("el poder que amasa y se despliega en masa") ...
Dada la dureza con la que mi iniciadora se esforzó por animarme, de repente entendí el sentido insidioso de este evento. Tendría que pasar siete días con una sacerdotisa que fue predispuesta para poner toda su arte y alma para hacerme cambiar al animal que vive en cada uno de nosotros. La Ninisib trataría de atraerme por el lado de las cosas confusas, el lado donde la vida puede parecer más fácil ...
La meta era que yo saliera vencedor de esta experiencia, me era muy necesario mantenerme enfocado en el propósito de la prueba. Sobre todo no dejarme desviar mi energía a favor de un estallido de esta última en las frecuencias más bajas.
Tuve que ejercitar con la Ninisib lo que Nammu me había enseñado, pero de repente la sacerdotisa se apartó con el pretexto de que no estaba lo suficientemente excitada. Ella se colocó en el borde de la cama y con una contorción me mostró ampliamente su cintura. Aunque había descubierto el significado de la prueba de Pes, no pude resistirme a esta invitación y comencé a sobreponerme firmemente, como tenía la costumbre de hacerlo con Ninmah.
Esta acción era contraria a las enseñanzas que había aprendido. ¿Dónde estaban el ritmo y la respiración? No había! ¿Dónde estaba el Namkiagna (amor)? No había! Yo era peor que el soberano de los Anunna. Sentí que me convertí gradualmente en una bestia brutal y bárbara. La sacerdotisa me vio intrigada durante el proceso de desaceleración, y comenzó a moverse enérgicamente para mantener la frecuencia de los actos frenéticos. La Ninisib comenzó a gemir de forma inesperada, completamente desatada, de repente me dijo que estaba excitada como las brasas. Al ver salir eso de ella, yo ya no pude retenerme en expulsar mi Numun (semen) en su Gala.
Yo estaba sin aliento, la sacerdotisa retorno a la serenidad, me dio una sonrisa extraña y con calma se apartó de mis brazos. Me di cuenta de inmediato el terrible error que había cometido! Ella se levantó, tomó una mirada felina y con un movimiento de cabeza me pidió que volviera a mis abluciones. Mi iniciadora habló con un tono de calma.
-No tengo necesidad de tu Numun (semen), mi hijo. Trata de preservarlo, si lo desperdicias, sólo te agotarás y no serás capaz de ganar energía.
Ella tenía razón, porque mi Numun posee partículas codificadas que contienen una parte de mi fuerza personal.
- Si no te controlas mejor a ti mismo, añadió, tu iniciación no va a durar más de un día. De hecho, sobre que Sagra (Chakra) trabajaste?
Su pregunta me sorprendió. Yo realmente no había trabajado sobre ningún Sagra, tal fue el acto que nosotros practicamos que parecía desordenado. Fue muy grave la gravedad de mi error.
- Sobre el primer Sagra el Muladhara, le repliqué.
- No, en el sexto, Ahna Sagra. Tu reflejo de usar siempre el Niama cuando experimentas un trastorno o una emoción jugándote una mala pasada, lo que implica que, además de tu semilla, me acabas de gratificar con un poco de tus facultades Usumgal sin darte cuenta. Necesitas dominar y controlar tus facultades, de lo contrario presenciaras tu perdición! No te sorprendas sobre tu falta de vigor físico y mental desde que frecuentas a Ninmah; La soberana de Dukug lo ha tomado todo!
- Estoy agotado, le contesté.
Ella me sonrió.
- Como comprenderás, tengo que hacer de ti un señor poderoso, uno que pueda contrarrestar al gran Satam. Pero, sobre todo, que pueda soportar la parte confusa, escondida en el corazón del KUR-BALA (primera dimensión). Cuando la lujuria es sinónimo de alegría y sufrimiento, donde algunos Gina´abul no hacen distinción entre el bien y el mal, donde hay sexo real sin conocimiento. Es aquí, también, que el gran Satam ha vinculado su pacto con las fuerzas de la oscuridad ...
La sacerdotisa usó el término "hui" a nombre de "mal". En Gina'abul, esta palabra se utiliza generalmente para llamar "mal", pero también significa: malo, hostil o malicioso. O, alegría, ser alegre o contento, se expresan de la misma manera con el homófono "Hul", que, sin embargo, se pronuncia ligeramente acentuando en la "u". Toda expresión mística y oculta del universo Gina'abul se encuentra aquí, donde el bien y el mal son para nosotros de alguna manera inseparables en el universo.
-Escúchame con atención, dijo. Tú has cometido un error instintivo y predecible, y cometerás más! He aquí mis consejos últimos y definitivos antes de que liberes la Téskug (sexualidad sagrada). Después de esto, no podrás tener ninguna ayuda, porque tú serás libre de ti mismo. Durante estos siete días, yo no solo seré tu guía, sino también tu peor adversario si no puedes asimilar todos los aspectos de esta prueba. Para evitar esto, tendrás que ser más astuto ante mis muchas trampas que tienen por objetivo revelarte ante ti mismo. Vas a tener que experimentar y disfrutar cada pulgada de mi cuerpo. Las posturas sagradas que se te enumeraron hace un momento, y otras, deben ser ejecutadas una tras otra sobre mí. Ten cuidado, ya que las transformaciones que debes permitir, tienen el único objetivo de aumentar mi éxtasis y así mi dominio sobre ti. ¿Entiendes? La naturaleza quiere que cuando un hombre y una mujer se excitan mutuamente, la hembra siempre debe ser satisfecha. A fin de eludir esta lógica universal, tendrás que fusionarte conmigo, te será necesario estabilizar tu energía sexual con la mía y olvidar tu naturaleza masculina. Las posturas sagradas avivarían el fuego interno, las llamas del cuerpo y los Sagras (chakras), éstas son huellas que dirigen la energía. Estos pueden limitar el desvío de la energía. Durante la prueba de As, tú asimilaste el poder del Uzug (menstruación), la sangre de la Diosa. Debes saber que nosotras tenemos otro fluido, que proporciona otra fuente de felicidad y la inmortalidad. Esta es más difícil de conseguir que nuestra Uzug, porque de no ser así seria fácil de obtener usando la fuerza. Se trata de un líquido que segregan nuestras Rasas (secreciones vaginales). La Rasa se forma de muchas emanaciones que fluyen en emisiones continuas a medida que nuestra excitación sexual aumenta. Nosotras le damos a estos diferentes fluidos el nombre de Kala.
En nuestro lenguaje cotidiano, esta palabra se puede utilizar para evocar el poder y el conocimiento para fortalecer algo. Teniendo en cuenta el contexto en el que se utilizó, lo traduje por "lo que vuelve poderoso." Pero el uso de la técnica de las Nin (sacerdotisas), se descompone en el término KAL-A, y me di cuenta que quería decir "la fuente rara y valiosa." Mi iniciadora continuó en estos términos:
-Existen diecisiete formas al propagar el flujo del néctar, sólo las últimas tres aportan la sublimación. Vas a tener que experimentar con todas ellas. Hay dos maneras de hacerlo. La absorción tangible, por vía oral, que es agradable para los dos, pero es arriesgada porque hay que reconocer el momento exacto en que el Kala quince, dieciséis y diecisiete se manifestarán. La segunda solución, la absorción a través del sexo, que es la Práctica Divina por excelencia donde es tu sexo el que absorbe el Amrita pasando por tus siete Sagras principales.
Amrita, una palabra que era extraña para mí. Comprendí que iba a encarnar los últimos tres Kala, o al menos, la secreción final que trae la comprensión. No tuve ninguna dificultad en traducir su significado: "el poder de cambiar la naturaleza."
Tal era su último consejo para la prueba de fuego del Pes. Bajé la cabeza para asegurarme de que había entendido todo lo que me había sido revelado. Tenía la cabeza llena de palabras e impresiones. La magnitud de la tarea delante de mí me hizo empezar. Debía separarme totalmente de todos estos reflejos estúpidos y típicamente masculinos en los que Ninmah me había confinado hasta ahora. Una sola realidad podría conseguir la victoria: ¡El AMOR!
Finalmente, cambie de opinión y le pedí a Ninisib asumir el rostro de mi prometida. Si tuviera que sucumbir a la prueba de hoy, prefiero que sea bajo la mirada y en los brazos de la mujer que amo más que a nada en el mundo.
Cuando salí de la piscina enfrenté de nuevo a la Ninisib, me encontré siendo agitado, moviendo y moviendo su cuerpo y piernas, suspirando con suficiencia en la cama con un calor animal... Nunca había apreciad a Sé'et de esta manera, pero la visión de mi prometida sobre la cama me dio el coraje para seguir adelante con este ritual absurdo.
La sexualidad sagrada es completamente inofensiva para cualquier persona que la practique con respeto y amor mutuo. Pero la prueba de fuego de Pes era un alto grado de iniciación, un ejercicio que implica riesgos donde tenía que ser más astuto o perderme en la demencia. Un tipo de condicionamiento acelerado con la única ambición de limitar mi conciencia en la energía del terror. Yo tenía la ventaja de haber explorado este sentimiento durante mi confrontación con mi Kuku (ancestro) Abzu-Abba.
Esta iniciación se basa en el principio de que el único camino hacia una evolución es la experiencia real y profunda de las cosas, aquel en el que la energía trasciende lo que tememos y convierte todo sistemáticamente en una experimentación de "bueno o malo". Las técnicas utilizadas por mi iniciadora, para hacerme caer en el lado confuso, son similares a la magia negra donde un uso de fórmulas sagradas muy especiales y la hipnosis son poderosas armas difíciles de contrarrestar. Cuando este tipo de hechizo se mezcla con toda la perversidad que podemos conocer en el sexo, se da una combinación explosiva extremadamente eficaz.
Para salir victorioso de este largo calvario, tenía que mantener la mente sana y una voluntad fuerte. Hubo varias etapas básicas durante esos siete días. La primera etapa fue en la que yo había fallado previamente. Consistía en estimular a Ninisib para que ella derrame su fluido, el cual debía tragar. La ingestión de la emanación sagrada se realizo utilizando la técnica de "absorción tangible" por la abertura genital de la sacerdotisa. Nada extraordinario, Nammu o Dim'mege la nombraron polarización, un ejercicio que yo había practicado varias veces con ellas. Pero la Ninisib utiliza una técnica especial de desvío de energía a través de las frecuencias bajas que causan delirio y miedo. A partir de la regla básica de que siempre nos atrae lo que uno emite, estos dos sentimientos se volvieron mi conciencia y me pusieron en relación directa con lo más bajo en todo el mundo. El efecto fue tan sorprendente como el veneno que bebí de la antigua Amasutum cuando pasé la prueba de As. Yo tuve visiones de pesadilla!
Luego la Ninisib se aprovechó de mi debilidad. Mi error en la iniciación temprana me obligó a tener más cuidado en la acción de los Sagra durante las relaciones sexuales, especialmente durante una unión donde el amor, en el sentido noble de la palabra, no existe - es que para mí es una aberración! Repetidamente la Ninisib trató de sincronizar todos mis sentidos con el Ahna-Sagra situado en la parte delantera. Este centro de energía es una de las facultades más elevadas que permiten, entre otras, obtener una percepción general del universo. El propósito de la sacerdotisa era cortarme a la verdadera realidad donde estoy encarcelado definitivamente en una materialidad que no era la mía. Pero esta manipulación no se podía lograr más que en la fusión con un orgasmo. No podía esperar para salir de esta situación más que rechazand deliberadamente el agarre del poder de la imaginación controlada que la sacerdotisa tenía sobre mi forma de pensar. Tuve buenas nociones sobre el funcionamiento de los Sagra, como las que Mam me había transmitido que me libraron en gran medida.
Tuve que sumergirme muchas veces en la piscina para purgarme y recuperar mis sentidos. La iniciadora creó un espacio circular alrededor de la cama con telas de seda. Sabía sobre este ritual, Dim'mege lo había utilizado en varias ocasiones. Se trata de un círculo mágico, un área circular sagrada para establecer un ambiente positivo y propicio para una relación sana y sincera. Pero el círculo mágico de Ninisib no estaba protegido. La sacerdotisa lo había confinado dentro de frecuencias limitadas, con gran refuerzo de conjuros e invocaciones de rituales invertidos. El objetivo de esta operación era hacerme trabajar los tres primeros Sagra destacando los aspectos que contienen. Estos tres centros de energía encarnan la materia y el lado emocional de las cosas.
Sabía que si pasaba la experiencia de los tres últimos Sagra, habría superado la mayor parte de la prueba de fuego de Pes. Las diversas posturas que ofrece la sexualidad sagrada animan las improntas que afectan el subconsciente. El poder creativo encarnado en el sexo femenino transpuso nuestra unión en una orgía de sentidos y de pulsiones sexuales. Este fue especialmente el caso cuando se trabajo en el Muladhara-Sagra ("la brillantez que propaga el corte"), la parte de los Sagra inferiores, la primera de las siete, cuando se pusieron a prueba mis más bajos instintos. Mi iniciadora se hizo extremadamente agresiva, tanto de manera física como verbal. En concreto, ella trataba de encarcelarme en una dependencia sexual haciéndome estallar en el síndrome de sumisión. La única manera de salir era aceptar la intensidad de esta agresión no como un aspecto destructivo a reprimir, sino como una forma de energía para dar la bienvenida, para trascender y transformarla en exaltación positiva.
Los ejercicios practicados luego me hicieron trabajar sobre el placer y el deseo. La sacerdotisa no cesaba de cambiar el ritmo concatenando las posturas sagradas más inusuales. Este ejercicio sublima nuestra energía vital en un estado de energía que tenía que dominar. Trabajando así, la sexualidad sagrada es más como una especie de canibalismo reciproco que atrae la violencia más allá de toda racionalidad!
Ugur, informar con exactitud todo lo que pasó es imposible. Escribo esto en la paz y el respeto a mi prójimo. No sé quién va a ser capaz de introducirse en ti a mi partida.
¿Sin duda tu me sobrevivirás?
La prueba de fuego de Pes tiene trampas específicas encaminadas a dominar y controlar la conciencia de una persona con el fin de someterla plenamente y hacerla esclava del pensamiento empírico basado en frecuencias bajas.
Sin embargo, llegué al final de esta iniciación agotadora. Al final de este largo ritual, yo estaba totalmente impregnado con la frecuencia de esta Nin (sacerdotisa). Había arriesgado su vida al aceptar asumir el papel de iniciador, sabiendo que este ritual podría volvernos locos para siempre. Al poseer tanto la fuerza de Niama, habríamos sido capaces de matarnos durante los ejercicios.
Cuando me invitó a unirme a la salida, la Ninisib siempre lucía la cara Sé'et. No pude mirarla más y mis ojos se separaron para fijar el suelo. Esta visión era sólo un sueño. Le pedí con voz temblorosa que recuperase su verdadero aspecto. Lo hizo en el acto.
Creo que debí haberlo hecho bastante bien, porque me dio un consejo después de la iniciación. Sus palabras despertaron en mí los principios que revolucionarían la vida de Lu (la humanidad), la de los Gina'abul y la mía:
-Yo sé lo que tienes en mente mi hijo. No siempre has sido muy discreto, sobre todo desde el momento en que he usado el rostro de tu prometida. Piensa con cuidado sobre el acto que quieres lograr y por qué también es esencial a tus ojos. Ahora que sabes dónde obtener los elementos de tu hermana muerta, ¿qué vas a hacer exactamente?
-Es más fuerte que yo. Luché contra esta ambición! Yo, no puedo explicarlo. Estoy tan perdido que a veces termino perdiendo la fe en la Fuente ...
- ¿Y crees que encontrarás la fe clonando a Sé'et? No hay pena que pueda justificar un acto tan egoísta hijo mio. Voy a ser honesta contigo, porque, paradójicamente, entiendo tu tormento. Cuando uno tiene la fortuna de conocer a un Urni (alma gemela), la vida sin duda ya no es la misma.
- Porque me estás contando esto? Bien has predicho, hace mucho tiempo, que iba a conocer a mi Urni (alma gemela), pero tus palabras no me dieron a entender que era Sé'et ...
-Es cierto, pero nunca dije que Sé'et no sea tu Urni (alma gemela). Tú tienes más Urnis (almas gemelas) que forman el ser completo al que pertenecen. Es bastante excepcional ... De todos modos, yo no estoy autorizada revelarte cómo eres. Sin embargo, puedo decir que Sé'et es tu doble femenino. Es por eso que estas tan íntimamente relacionado a ella y siempre lo estarás.
- Entonces ¿por qué nos separamos?
- Hijo mío, las verdaderas Umi (almas gemelas) no pueden asistir a la condición de estar en fase, es decir, tener el mismo nivel de evolución. Sé'et se mantiene justo por delante de ti. Si la traes de nuevo, sólo recreará una situación incierta. Sé'et, tu huella invertida, sabe. A menudo trabajó para ti sin siquiera saberlo, ya que se preparó para un largo tiempo en lo visible e invisible para el día de su verdadero reencuentro. Un Udh (día) sin duda vendrá cuando puedan vivir juntos como amantes en el KI (tercera dimensión) y ser muy felices, pero antes de eso hay que evolucionar por separado. Sé que esto es difícil de escuchar. Esto es también lo que he tratado de hacerte entender al hablar de tu otra Urni (alma gemela) que se estableció en el mundo KI no hace tanto tiempo, y que tú la conoces con el nombre de Ninanna. Ella va a transformar el mundo de tus Kuku (ancestros) y el trabajo en su nombre será largo. Pero debo advertirle de otros planes, porque no me gusta repetirme, y recordarle sus primeros objetivos. Tú vives en un mundo sin lealtad a hijo mío. Si no tomas una decisión rápidamente, los competidores volverán a los Ukubi (género Homo) en contra tuyo y tus partidarios. Tú has hecho una elección audaz al revelar el secreto de vida a tus Alagni (clones) humanos. Has traído un semblante de autonomía, pero te has hecho muchos enemigos. Incluso algunos de tus Nungal no parecen seguirte por completo. La única persona a la que temen tus Kuku (antepasados), es a tu madre, la verdadera regente de este mundo. Dim'mege no tiene la clase de Nammu, aunque tú has ayudado a despertar a Lu (la humanidad). ¿No comprendes que si tu madre fuera a desaparecer, los Usumgal, utilizando su gran Satam (administrador territorial), van a cazar y eliminar todas estas formas de vida similares de la superficie de Uras (Tierra)?
- Todo parece ajeno a mí. Quiero vivir lejos de aquí, en Margid'da (Osa Mayor), donde nací, conocer más de Mulmul (las Pléyades) y de Gagsisá (Sirio) con los Kadistu (planificadores). Kalam (Sumer) y mis Kuku (ancestros) siempre han querido hacerme un perfecto caballero, un discípulo de la causa Anunna por la que yo no escucharé jamás nada! ...

Despierta, hijo mío! Su corazón se curara, porque sólo tú eres el guardián de tu alma! Me dijo ella. Sin embargo, por lo que estabas haciendo aquí abajo, tu perdiste al asistir a los Ukubi (género Homo). Fuiste expulsado definitivamente de tu núcleo paterno y líder. Ninmah no puede hacer nada por ti. Ella misma está en peligro, porque ella cerró los ojos cuando tú y tu hermana operaron en Edin y en los jardines de Kharsag. Tus Kuku (ancestros) son muy sospechosos. Piensa con cuidado acerca de cómo vas a actuar ahora. Sólo tengo una cosa que decirte: toma modelo sobre lo que nunca te ha decepcionado. Tu ingenio inagotable te sacará de esta nueva prueba ...

1 comentario:

  1. exellentisomo, muy bello. son los misterios del sexo para la elevacion y despertar del linaje kristiko.
    gracias que el universo los bendiga

    ResponderEliminar